[Prensa] Carta al director: Vejez y Covid-19

“Vejez y Covid-19” se titula la carta de nuestro Subdirector, Ignacio Madero-Cabib, junto al geriatra UC, Jorge Browne Salas, y el académico USACH, Pablo Villalobos Dintrans, publicada en diario La Segunda.

En ella, nos invitan a reflexionar sobre la manera en que asociamos a personas mayores con una salud deficiente.

 

Vejez y COVID-19

 

Señor Director,

 

Hemos observado con emoción el acto de algunas personas mayores que han decidido voluntariamente ceder el acceso a un ventilador a personas más jóvenes que se contagien de COVID-19. Sin embargo, la valoración positiva que tiene la población respecto a este tipo de hechos, nos obliga a reflexionar sobre la manera en que se asocia a las personas mayores con una salud deficiente.

 

Diversos estudios clínicos y poblacionales han evidenciado que las personas mayores poseen en promedio más enfermedades crónicas (ej. diabetes) y condiciones sociales adversas (ej. soledad) que los adultos, lo cual impacta negativamente en su estado de salud general. Esto explica en gran medida el mayor riesgo de mortalidad frente a enfermedades sin un tratamiento aún descubierto, como el COVID-19. Sin embargo, analizar promedios puede ser engañoso pues no todas las personas mayores tienen mal estado de salud. De hecho, la práctica geriátrica y gerontológica utiliza la funcionalidad física y no la edad cronológica, como el indicador principal para evaluar el estado de salud de las personas mayores.

 

Con este antecedente, y utilizando datos longitudinales y representativos de la población en Chile, nos propusimos analizar trayectorias de funcionalidad física durante 15 años, no sólo en personas mayores sino también en adultos. Los resultados, que están en proceso de publicación, muestran que tanto adultos como personas mayores poseen proporciones similares trayectorias caracterizadas por (i) estados permanentes de funcionalidad óptima, (ii) deterioro progresivo de la funcionalidad, y (iii) deterioro equívoco de la funcionalidad (períodos de recuperación y otros de deterioro). Esto sugiere, una vez más, que la edad no es la mejor medida para evaluar el estado de salud de las personas.

 

Muchos personas mayores viven con excelente estado funcional y de salud. Utilizar la edad cronológica como criterio único para la distribución de tratamientos posee el riesgo de negar acceso a personas mayores que podrían beneficiarse de éstos. Esto cobra suma importancia en la actual discusión respecto de la priorización de recursos y acceso al tratamiento médico de este nuevo virus respiratorio.

 

Dr. Jorge Browne Salas, Geriatría UC.

Pablo Villalobos Dintrans, Académico USACH.

Ignacio Madero Cabib, Académico UC/Centro COES/Núcleo MLIV.

 

Categories: Noticias